La pasiflora o flor de la pasión

La pasiflora, flor de la pasión o granadilla (Passiflora incarnata) es una planta o liana trepadora del género passiflora que crece en regiones tropicales de América.  También se cultiva de forma ornamental en Europa y crece asilvestrada en el norte de África y la cuenca del Mediterráneo.
Fue descubierta en Perú en el año 1569, y en el siglo XVII el entonces papa Pablo V pensó que la planta era una revelación divina de la pasión de Cristo, debido a la semejanza del dibujo interior de la corola con la corona de espinas de Jesucristo.


Una de las características más destacables de la pasiflora es la belleza de sus flores, con una corola compuesta de pétalos blancos rodeados de una triple corona de filamentos de color púrpura.  Los frutos, nombrados maracuyá, son comestibles y con ellos se elaboran jarabes y mermeladas, y son usados como base de zumos tropicales.

De la pasiflora se utilizan las ramas floridas, aunque también se pueden usar las flores y los frutos y sus principales componentes son alcaloides como el harmano (0,011%), la harmina (0,015%) o el harmol (0,021%), derivados flavónicos como el quercetol, el kaempferol, apigenol y luteolol, y un glucósido denominado pasiflorina.

Indicaciones

·Sistema nervioso: la pasiflora es útil en el tratamiento de casos de insomnio provocados por una hiperexcitación cerebral, provocando un sueño prácticamente igual al fisiológico.

·Analgésico: se emplea en procesos dolorosos de carácter nervioso, como dolores menstruales, cardíacos, rectales, neuralgias y espasmos en general, así como migrañas y cefaleas nerviosas.  Especialmente efectiva en caso de contracturas musculares.

·Sistema cardiovascular: la relajación del sistema nervioso produce un efecto hipotensor (disminuye la presión arterial) debida a una vasodilatación de los vasos sanguíneos periféricos y una ligera disminución del ritmo cardíaco, pero con mayor amplitud de pulso.

El tratamiento con pasiflora debe alargarse durante un mínimo de 10 días para obtener un buen resultado, aunque no es descartable efectos a los pocos días en personas sensibles.
Aunque a las dosis recomendadas no produce ninguna toxicidad, no puede descartarse un posible efecto adverso en dosis muy elevadas.

Consulte siempre a su médico o a un terapeuta cualificado.

Las preparaciones más habituales son en infusión, comprimidos, tinturas madre y extractos fluidos de planta fresca, siendo estos dos últimos los más efectivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *